Cuando alguien de nuestro entorno, un familiar o amigo, atraviesa un período difícil por depresión, enfermedad, duelo, etc., es fundamental que le demostremos nuestro mejor apoyo. De hecho, animar y apoyar a alguien con palabras bíblicas no es trivial, es una generosa acción que logra transmitir paz, serenidad y fuerza a quienes lo necesitan. Utiliza esta lista de palabras de consuelo y fortaleza de la Biblia acompañada de un buen apoyo y con la disposición de ayudar siempre.

Palabras de consuelo y fortaleza en la Biblia

Muchos de nuestros amigos o familiares pueden experimentar momentos de soledad o depresión, lo que puede ser un verdadero dolor de cabeza. La Biblia nos ofrece palabras de consuelo y fortaleza donde narra la historia de aventuras humanas centenarias en las que los protagonistas descubrieron la misteriosa presencia de Dios.

  • “Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, el Padre lleno de ternura, el Dios de quien proviene todo consuelo. En todas nuestras angustias, Él nos consuela; así, podemos consolar a todos los que están en peligro, mediante el consuelo que nosotros recibimos de Dios.” (2 Cor 1, 3-4)
  • “Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo, los ríos no te abrumarán. Cuando andes en medio del fuego, no te quemarás, la llama no te consumirá” (Is, 43,2).
  • “No temas: yo estoy contigo; no te preocupes: yo soy tu Dios. Te fortalezco; sí, te ayudo, te apoyo con mi mano victoriosa” (Is, 41,10)
  • “Te guardaré dondequiera que vayas, y te traeré de regreso a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya cumplido lo que te he dicho”(Gn, 28-15)
  • “Estoy contigo todos los días hasta el fin del mundo” (Mt, 28, 20)

Palabras Bíblicas de consuelo y fortaleza

La verdad que se encuentra en la Biblia brinda consuelo y fortaleza a las personas en medio de la angustia. Es una verdad inspiradora y esperanzadora para uno mismo y para los demás.

  • “Mira la fe en nuestra esperanza cristiana, no en nuestras esperanzas humanas. Esta esperanza es la de Dios para nosotros y es por eso que debemos creer en su lealtad que manifiesta al compartir nuestras vidas.”
  • “Es el Señor quien irá delante de ti, es él quien estará contigo; no te dejará ir, no te abandonará. ¡No tengas miedo, no tengas miedo!” (Dt, 31, 8)
  • “Dios es para nosotros refugio y fortaleza, ayuda en la angustia, siempre ofrecida” (Sal 45, 2).
  • “Dios mismo dijo: Nunca te dejaré ir, nunca te abandonaré. Por eso podemos decir con confianza: ¡El Señor es mi ayuda, no tengo nada que temer! ¿Qué podría hacerme un hombre?” (Heb 13, 5-6)
  • “El Señor ama la buena ley, no abandona a sus amigos. Estos serán preservados para siempre, la descendencia de los impíos será desarraigada” (Sal 36:28)

Dios conoce cada situación. Le preocupa todo lo que le preocupa a sus hijos. Es por ello que confiar en la mano poderosa de Dios mediante estas palabras de consuelo y fortaleza, es un apoyo precioso, porque si el hombre te abandona, estas frases te dan la seguridad de que el Señor nunca te abandonará.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0