Las relaciones entre hermanos son relaciones muy peculiares dentro de la familia ya que pueden tomar muchas formas. Quizás es porque los hermanos son las personas más parecidas en el mundo a nosotros, en el sentido de que se criaron prácticamente igual que nosotros, y por más que lo queramos negar, compartimos aspectos con ellos muy íntimos que no podemos encontrar en otra persona.

Y es por esta peculiaridad que las palabras de afecto a tu hermano tienen que ser precisas. Para ayudarte a saber cómo expresarte a tu hermano, aquí te aconsejamos algunas palabras para un hermano que puedes usar.

Palabras para hermanos menores

Tener un hermano menor es como ser un niñero durante su infancia, y aunque te hayas dado cuenta que no tienes la paciencia de cuidar a alguien así, lo aguantas porque en el fondo te preocupas por él.

  • “El único que puede decirte que eres un tonto soy yo, y nadie más. Te quiero, hermanito.”
  • “No tienes ni idea de lo afortunado que eres, pues te voy a ayudar para que no metas la pata en donde la metí yo, y cuando seas más grande, me lo vas a agradecer.”
  • “Sé que no te gusta cuando te regaño, pero créeme que prefieres que lo haya yo y no mis padres, porque me preocupo por ti.”

Palabras para un hermano contemporáneo

Los hermanos contemporáneos pueden ser vistos con un amigo más. De hecho, quizás este sea el único hermano que pueda mezclarse con tu grupo de amigos, lo cual no suele pasar con los hermanos menores o mayores, lo que lo hace aún más cercano a ti.

  • “Ningún mejor amigo que yo tenga podrá igualar la relación y comodidad que tengo contigo, hermano querido.”
  • “Creceremos, seremos adultos, y cada vez que te vea siempre recordaré nuestros momentos compartidos y grabados en la infancia de ambos.”
  • “Eres el mejor regalo que me han dado mis padres.”
  • “Eres la única persona con la que comparto mi misión de vida, y esa es demostrarle a mis padres que tienen a los dos mejores hijos del mundo.”


Palabras para hermanos mayores

Los hermanos mayores quizás sean vistos como como un tercer papá pero más molesto, sin embargo, tenemos que agradecerles por todo lo que hacen por nosotros.

  • “Gracias por ser una molestia, ahora entiendo por qué lo hiciste, y estoy seguro que hubiese hecho lo mismo por ti si yo fuese tú.”
  • “Ahora que ya he crecido, te vas convirtiendo más en un amigo, pero antes fuiste un padre para mí, un padre que me entendía como ellos no lo hacen.”
  • “Espero que mis hijos se cuiden entre ellos tan bien como tú me cuidaste a mí.”

 

Las palabras para un hermano no pueden ser algo simplista y ya, no. Tienen que ser sinceras, que den cuenta de la unión tan única que hay entre los dos: peleas, celos, y competitividad, sí, pero detrás de todo, uno siempre haría lo que fuese necesario por el bien del otro.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0