Luto, ruptura, enfermedad… Podemos confiar en nosotros mismos para encontrar consuelo en nuestro interior cuando pasamos por un momento difícil. Pero, ¿Cómo encuentras las palabras adecuadas para consolar a otra persona? Muchas veces no sabemos cómo hacer que quien sufre encuentre tranquilidad, resignación y paz cuando nos acercamos. Para hacer que este proceso sea más fácil para ti, aquí te ofrecemos una lista de palabras de consolación que te ayudarán a dar ese paso.

Palabras de consolación para una amiga

Para encontrar las palabras correctas para consolar a una amiga, la primera recomendación es escucharte a ti mismo, y preguntarte qué te gustaría que te dijeran en tal situación. Estas frases pueden inspirarte para darle tu estilo personal y ser realmente convincente en tus intenciones.

  • “Lo siento profundamente, no sabes cómo me gustaría que puedas sanar rápidamente tus heridas y reavivar nuevamente las esperanzas.”
  • “Realmente me preocupo por ti, eres alguien importante para mí y quiero que sepas que siempre estaré aquí para que llores en mi hombro en los momentos difíciles y riamos de alegría cuando la tormenta haya pasado.”
  • “Pienso mucho en ti y en tu familia, sé por el duro momento que están pasando. Pero la vida con todo y sus momentos difíciles no deja de ofrecernos sus maravillas. Así que vive tu momento y recupérate pronto para seguir disfrutando de esta hermosa vida.”
  • “Espero que encuentres la paz algún día muy cercano y que todo quede en el recuerdo. Eres mi mejor amiga y tu tranquilidad y felicidad y es también la mía.”
  • “Desearía encontrar las palabras correctas, pero solo quiero que sepas que me preocupo por ti y por tu bienestar. Llámame cuando quieras hablar, estoy siempre aquí para ti.”
  • “No puedo saber cómo te sientes, pero sé que estoy aquí para ayudarte en lo que necesites. Si necesitas un hombro para llorar, aquí estaré esperando tu llamada.”

Frases de consolación en la Biblia

La Palabra de Dios es una consolación para los momentos en que nos sentimos enfermos, cansados, deprimidos, agotados o exhaustos. Es un apoyo para los días de angustia, una medicina para el interior y un alimento que tiene un efecto poderoso de estimular y fortalecer.

  • “Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” Romanos 8:28
  • “¡Oh! ¡Si no estuviera seguro de haber visto la bondad del Señor en la tierra de los vivientes!… ¡Esperanza en el Señor! ¡Fortalécete y que tu corazón se fortalezca! ¡Espera en el Señor!” Salmo 27: 13-14
  • “A los humillados, los exalta muy alto; los afligidos hallan liberación” Job 5:11
  • “También tuve que decirte esto para que encontraras paz en comunión conmigo. En el mundo tendrás que sufrir muchas aflicciones, pero anímate, ya he ganado la victoria sobre el mundo.” Juan 16:33
  • “No temas, porque yo estoy contigo; No eches miradas preocupadas, porque yo soy tu Dios, te fortalezco, vengo en tu ayuda, te apoyo con mi diestra triunfante” Isaías 41:10

Aunque ciertamente, no es fácil decir las palabras de consolación, este artículo te puede orientar para encontrar la mejor forma, pero sobre todo, para transmitir tus sentimiento y el más profundo pesar, así como el amor, el afecto y el aprecio que sientes por la otra persona.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0