El poder de Dios puede aplacar el dolor y curar la enfermedad, en los momentos más preocupantes de una persona, Su Palabra es la fuente de toda medicina y fortaleza. Si buscas algunas palabras de sanación para una persona enferma que sean reconfortantes, te recomendamos algunas oraciones o capítulos bíblicos donde los creyentes que pasan por momentos de angustia puedan encontrar la única paz verdadera.

Palabras de sanación para una persona enferma

Que actúen las palabras de Dios, mediante estas frases de sanación para una persona enferma. Que se impriman en el cuerpo y en el corazón, para sanar el cuerpo y el espíritu y tener plena confianza en Él.

  • “La oración de fe salvará a los enfermos, y el Señor los resucitará; y si ha cometido pecados, se le perdonará.” Santiago 5:15
  • “Entonces tu luz brillará como el alba, y tu curación brotará rápidamente. Tu justicia irá delante de ti, y la gloria del Señor te acompañará.” Isaías 58: 8
  • “Ayúdame en mis dolores, obtén para mí paciencia y valor en mis dolores, y si Dios lo juzga conveniente, ofréceme una sanación completa, para que esta enfermedad sea una oportunidad para mí de glorificar la bondad del Señor”
  • “Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre un madero, para que vivamos a los pecados, a la justicia, aquél por cuya herida fuisteis curados.” Pedro 2:24
  • “Señor, el que amas está enfermo, yo también te dirijo estas palabras. Que venga tu ayuda y tu misericordia para que los enfermos que te encomiendo puedan recuperar la salud.”

Frases de sanación para un amigo enfermo

La curación es una bendición a la que todo cristiano tiene acceso a través del nombre de Jesús. Estas son algunas palabras de sanación para una persona enferma, cuyas promesas son extraídas de la Biblia con respecto a la sanidad Divina.

  • “Alma mía, bendice al Señor y no olvides ninguno de sus favores. 3 El perdona todas tus iniquidades, El sana todas tus dolencias.” Salmo 103: 2-3
  • “Pero él fue herido por nuestros pecados, quebrantado por nuestras iniquidades. El castigo que nos da paz cayó sobre él, y por sus llagas fuimos sanados.” Isaías 53: 5
  • “Confiesa, pues, tus pecados unos a otros, y oren unos por otros para que sean sanados. La oración ferviente de los justos tiene gran eficacia.” Santiago 5:16
  • “Bendito el que se preocupa por los pobres! En el día de la angustia, el Señor lo libra, El Señor lo guarda y preserva su vida. Es feliz en la tierra, y no lo entregas al placer de sus enemigos. Jehová lo sostiene en su lecho de dolor; lo alivias en todas sus enfermedades “Salmo 41: 2-4

La fe en Dios es poner en sus manos toda la carga que llevamos en nuestros hombros, principalmente las enfermedades físicas. Estas palabras de sanación para una persona enferma te ayudan a reconocer tu esencia y a fusionarte en un solo ser con la Divinidad para sanar de forma espontánea.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0