Una de las muchas formas de adorar y glorificar a Dios es a través de la obediencia. Vivir en obediencia al Señor en todas las cosas, incluso en las mundanas, es la mejor manera de mostrarle tu amor, respeto y devoción. En este sentido, hacemos un repaso de las más vigorosas palabras de obediencia a Dios.

Sigue las enseñanzas bíblicas con estas palabras de obediencia a Dios

Desde la perspectiva del cristianismo, se entiende por obediencia al acto de someterse (obedecer) las enseñanzas de la Biblia y los mandamientos (leyes) de Dios, la máxima autoridad, creador y Padre de la humanidad. El acatamiento bíblico significa escuchar, confiar, someterse y entregarse al Señor y su mensaje, y estas palabras de obediencia a Dios reflejan ese concepto.

  • “Le contestó Jesús: el que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra morada en él” – Juan 14:23.
  • “Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos, te pondrá por encima de todas las naciones de la Tierra” – Deuteronomio 28:1.
  • “Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer” – Deuteronomio 5:33.
  • “No se contenten solo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica” – Santiago 1:22.
  • “Porque así como por la desobediencia de uno solo muchos fueron considerados pecadores, también por la obediencia de uno solo muchos serán considerados justos” – Romanos 5:19.

Palabras de obediencia a Dios para alcanzar la gloria y bendición del Señor

Nuestra obediencia al Señor proviene de nuestro amor por Él y nuestro aprecio por el gran precio que él pagó por nosotros. De hecho, la obediencia a Dios es un acto de adoración a Jesús, y por ende, en una actitud gratificante. Las siguientes palabras de obediencia a Dios nos enseñan que es solo acatando y poniendo en práctica las enseñanzas bíblicas que alcanzaremos la gloria y la bendición del Señor.

  • “Cumple los mandatos del Señor tu Dios; sigue sus sendas y obedece sus decretos, mandamientos, leyes y preceptos. Así prosperarás en todo lo que hagas y por dondequiera que vayas” – 1 Reyes 2:3.
  • “Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes” – Santiago 4:7.
  • “Dirigiéndose a todos, declaró: si alguien quiere ser mi discípulo, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz cada día y me siga” – Lucas 9:23.
  • “Nosotros somos testigos de estos acontecimientos, y también lo es el Espíritu Santo que Dios ha dado a quienes le obedecen” – Hechos 5:32.
  • “Mira, ahora te enseño estos decretos y ordenanzas tal como el Señor mi Dios me ordenó, para que los obedezcas en la tierra que estás por entrar y ocupar. Obedece por completo y demostrarás tu sabiduría e inteligencia entre las naciones vecinas” – Deuteronomio 4: 5-6.
  • “Pero si obedecen cuidadosamente y hacen todo lo que yo digo, entonces seré enemigo de sus enemigos y adversario de sus adversarios” – Éxodo 23:22.

Aprender a ser obediente a Dios no es algo que puedas hacer de la noche a la mañana. Será un proceso en el que tendrás que trabajar pacientemente, estableciéndolo como una meta en tu comportamiento cristiano. Siendo así, las frases y palabras de obediencia a Dios aquí presentadas demuestran el gran valor que tiene seguir los designios y enseñanzas del todopoderoso.

Share and Enjoy !

Shares
Shares