Los hijos son un regalo y una increíble bendición de Dios. Todos los días pasamos horas ayudándolos con la tarea y llevándolos a actividades deportivas, a diversas clases y lecciones para ayudarlos a crecer y convertirse en todo lo que pueden ser. Es por ello que una de las mejores cosas que podemos hacer es enaltecer su desarrollo ofreciéndoles a tus hijos las más conmovedoras palabras de bendición.

Saca a relucir sus dones con estas palabras de bendición para tus hijos

Los niños son aprendices inherentes, abiertos y deseosos de recibir los mensajes que escuchan, de descubrir quiénes son y de qué se trata la vida. No obstante, las voces negativas nos bombardean a diario y es difícil no asimilar algunos de esos mensajes. A fin que ayudarlos a sacar a relucir sus dones, compartimos contigo las siguientes palabras de bendición para tus hijos.

  • “Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes” – 2 Corintios 13:14.
  • “Sé fuerte y valiente. No temas, no te desanimes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas” – Josué 1: 9.
  • “Porque tú bendices al justo, oh Señor cúbrelo con tu gracia como con un escudo” – Salmo 5:12.
  • “Que ames la misericordia y actúes con justicia en todo lo que haces, y camines humildemente con tu Dios” – Miqueas 6: 8.
  • “Dios te ha resucitado en justicia y enderezará todos tus caminos” – Isaías 45:13.
  • “Porque sé los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para el bienestar y no para el mal, para darte esperanza y un futuro” – Jeremías 29:11.

Ilumina su camino con estas frases y palabras de bendición para tus hijos

Incluso cuando somos adultos, es difícil analizar los comentarios, las experiencias y nuestros propios patrones de pensamiento adversos; pero con las siguientes palabras de bendición para tus hijos puedes brindarles la base de la verdad que necesitan para combatir las “flechas de fuego” que se les acercan todos los días.

  • “Señor, bendice el camino de mis hijos, quita todo lo malo que haya por delante y protégelos de las malas influencias y peligros”.
  • “Tú que todo lo ves y todo lo puedes, bendice a mis hijos, bríndales tu protección y haz que el mal no los alcance”.
  • “Padre Eterno que estas en los cielos, hoy te ruego por la salud y el bienestar de mis hijos. Protégelos del mal tal como hiciste con tu hijo Jesús”.
  • “Señor camina por mi casa y por favor llévate cualquier tristeza, preocupación, dolor o enfermedad. Con tu santo manto protege a mi familia y aleja a todo aquel que quiera perjudicarnos o quitarnos la tranquilidad. Líbranos de los malos ojos, la envidia y la maldad”.
  • “Dios mío te encomiendo a mis hijos. Cuídalos, protégelos y apártalos de los peligros y de la gente mala que los quiera dañar. Cúbrelos con tu manto todopoderoso y no los desampares jamás”.
  • “Señor, por medio de esta oración te pido que derrames tu bendición y protección sobre mis hijos”.

Una bendición puede ser una oración de encargo, un pasaje de la Biblia o palabras de aliento. También puedes proferir palabras de bendición a tus hijos con el propósito de declarar la protección, el gozo y la sabiduría de Dios sobre ellos, y es que bendecir a tus hijos puede cambiarlo todo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0