Si bien creemos en Dios y lo seguimos, siempre encontramos diversos disturbios y tentaciones que nos desvían de nuestro norte. En estos entornos difíciles, debemos entender la voluntad de Dios quien nos ha dicho “No te desanimes, no seas débil, te lo revelaré. El camino hacia el reino no es tan fácil, ¡nada es tan simple! Quieres que las bendiciones lleguen fácilmente, ¿no? Para ello, hoy tendrás que enfrentar amargas pruebas, para alcanzar la verdadera felicidad. Utiliza estas palabras de aliento de Dios para darte ánimo o para dar ánimo a otras personas en momentos difíciles.

Palabras de aliento de Dios para seguir adelante

Si no aprendes de los errores y avanzas, el corazón amoroso que te ha dado Dios, no se fortalecerá y no sentirás un verdadero amor por El Creador. Estas frases de aliento de Dios te ayudarán a tomar verdadera conciencia de la vida y su significado.

  • “Confía en Dios con todo tu corazón, y no confíes en tu sabiduría. Reconócelo en todos tus sentidos, y suavizará tus caminos.”
  • “Te digo muchas cosas, para que puedas tener paz en mí. Tendrás tribulaciones en el mundo; pero anímate, todo pasará.”
  • “No tengas miedo, porque Yo estoy contigo; no mires con preocupación, porque Yo soy tu Dios; te fortalezco, vengo a rescatarte, te apoyo con mi derecho triunfante”
  • “El Señor es un refugio para los oprimidos, un refugio en tiempos de problemas. Los que conocen Su nombre confían en Él. ¡No abandones a los que te buscan, Señor!”

Frases de aliento de Dios para momentos difíciles

Pasarás por algunas circunstancias menores, todos tienen que pasar, pero solo Dios puede ayudarte a resolver problemas y a superar dificultades. Pon en práctica el mensaje de estas palabras de Dios para levantar ese ánimo y seguir adelante.

  • “Te dejo en paz, te doy mi paz. No te doy como da el mundo. No dejes que tu corazón se turbe ni se alarme.”
  • “Cuando te sientas afligido piensa en que Dios te ha creado solo para que seas feliz. Las preocupaciones no quedarán para siempre, son momentos que debes aprender a afrontar para darle la bienvenida a la verdadera felicidad.”
  • “Porque nuestras pequeñas aflicciones del momento presente nos producen, más allá de toda medida.”
  • “No tengas miedo: estoy contigo; no te preocupes: yo soy tu Dios. Yo te fortalezco; sí, te ayudo, te apoyo con mi mano victoriosa.”
  • “Dios te invita a no preocuparte. Su Hijo está allí, su mano sobre tu hombro. Imagínalo.” ¡Él te dice que no tengas miedo! “Todo el poder te ha sido dado en el cielo y en la tierra.”
  • “Que el Dios de la esperanza te llene de gozo y paz en la fe, para que puedas desbordarte de esperanza por el poder del Espíritu Santo en momentos de gran aflicción.”

Deja que estas palabras de aliento de Dios actúen en tu vida o en la vida de tus amigos y seres queridos en  momentos de grandes turbulencias. Deja que se impriman en tu cuerpo y tu corazón, o en el corazón de otros, para tener seguridad y confiar completamente en Él.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0