Los niños son como esponjas. Ellos absorben. Pero la similitud termina allí. Mientras que las esponjas absorben, se encogen y se desintegran en poco tiempo. Los niños, por el contrario, absorben experiencias diarias y cuando se inculca correctamente la forma de razonar, esta sigue desarrollándose continuamente. Es por esto que es importante para los padres seleccionar cuidadosamente los juguetes de nuestros hijos. Asociar la diversión y el juego con el aprendizaje es un aspecto fundamental en el crecimiento de cada niño. Y una de las mejores maneras para que esto suceda es a través de los juguetes educativos.

 

Todo comienza en el hogar

El ámbito domestico es crucial para el desarrollo del niño. Aquí es donde la curiosidad se explora primero. Donde el niño aprende acerca de los colores, formas y sonidos, lo que significa “sí” y “no”, y se generan las primeras preguntas de “¿por qué?”. Las primeras lecciones provocadas en la infancia en general, provienen de todas las personas alrededor del hogar. Es por eso que todas las actividades de nuestro hijo deben ser seleccionadas cuidadosamente. Los libros adecuados, programas de televisión apropiados, y los juguetes educativos pueden complementar y mejorar el proceso de aprendizaje de nuestro niño, haciendo que las primeras etapas de aprendizaje sean más fáciles y agradables.


Las lecciones en el momento del juego

Jugar es la primer prioridad de todos los niños. El momento del juego a veces sólo se relaciona con proporcionar entretenimiento puro, pero también es una parte integral del crecimiento mental y emocional de nuestros hijos. Aunque es bueno proporcionar a los niños oportunidades para la formación de habilidades, tales como clases de música o arte, también es ideal darles tiempo suficiente para jugar. Hacerlo podría proporcionar los siguientes beneficios:
– Desarrollo de personalidad.

– Conocimiento de sus potencialidades.

– Promover el pensamiento independiente.

– Es una vía para el pensamiento creativo y la resolución de problemas.

– Mejorar sus habilidades motoras.

– Mejorar su capacidad para pensar y comunicarse.

Nuestra guía es esencial para llevar a cabo lo mejor para los niños. Pero eso no quiere decir que los padres debemos organizar por completo toda la experiencia de nuestro hijo. Lo importante es proporcionar la supervisión y herramientas adecuadas para el juego y dejar al niño hacer su experiencia a partir de ahí.

 

Los juguetes adecuados

Dándole al niño juguetes educativos de alta calidad, se anima y mejora el proceso de desarrollo sensorial y aprendizaje. Es necesario, también, tener en cuenta que para cada edad hay juguetes adecuados. Por ejemplo, un sonajero no sería capaz de captar el interés de un niño de cinco años de edad. He aquí una guía rápida sobre los juguetes educativos que los niños podrán disfrutar de acuerdo a su edad:

  • Los bebés – Las palabras clave son suaves, seguros y coloridos. Sonajeros de colores vivos y juguetes ruidosos estimularán su sentido del tacto, la vista y el oído.
  • 1 a 2 años – Esta es una etapa en la que los niños comienzan a aprender cómo maniobrar las cosas con sus manos. También están empezando a descubrir que algunas cosas están emparejadas con otras. Los niños podrán disfrutar de bloques de construcción y juguetes que les permitan identificar y emparejar formas.
  • 2 a 3 años – Los niños están empezando a ser más creativos a esta edad. A ellos les gusta el papel de juego que puedan hacer con otros niños o por ellos mismos. Rompecabezas, cubos y juguetes educativos que despiertan su imaginación son las mejores opciones.
  • 4 a 5 años – A esta edad, los niños incorporan el pensamiento creativo y la toma de decisiones. Los juguetes educativos que pueden ayudar a mejorar estos desarrollos incluyen juegos de rompecabezas y juguetes de construcciones.

A medida que los niños crecen, se vuelven más independientes en sus decisiones sobre qué juguetes quieren utilizar. Por lo general, se avanzan libremente en los juegos que implican reglas y amigos. Ellos aprenden a ser competitivos. Este es el momento donde la orientación de los padres es más crucial. Pero si hemos establecido la base, proporcionando a nuestro hijo juguetes educativos desde el principio, entonces es posible que esté bien desarrollado emocional y mentalmente para arrancar.

Es posible también que muchas veces aunque tengamos todas las intenciones de ayudar a nuestros hijos en su crecimiento mediante estas herramientas, no dispongamos del tiempo para ir a comprarlos, entre el trabajo, el cuidado de los niños, la casa, resulta una aventura encontrar un momento para este tipo de actividades. Por suerte la tecnología también nos juega a nuestro favor, ya que existen muchas tiendas de juguetes online, desde las que podemos ver los productos que ofrecen, una descripción de los mismo, su precio y muchas veces incluso, comentarios de otros compradores; todo esto sin movernos de casa, mientras hacemos la comida para los niños y pagamos los impuestos. ¿No es extraordinario?

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
0Shares
0